Publicar Gratis

Conoce buenas maneras y cortesía en el trabajo

Conoce buenas maneras y cortesía en el trabajo

Pese a que de cara a la pandemia hemos abordado el tema del teletrabajo de una forma muy cotidiana, la cortesía en el trabajo nunca debe faltar, es una de las buenas maneras de sobrevivir la vida laboral.

Protocolo.org explica de la siguiente manera:

Las relaciones en el entorno laboral, como pueden ser las que se tienen en una oficina, deben ser las más cordiales posibles para tener un ambiente de trabajo cómodo y apacible. Para conseguir este buen ambiente laboral es necesario conocer algunas reglas o normas de cortesía, la mayoría de ellas no escritas, que van a mejorar nuestro trato diario con los compañeros de trabajo, con nuestros jefes y con nuestros empleados.

Cortesía en el trabajo

Inicia tu trabajo diciéndole “buenos días” a quienes trabajan contigo y usa las palabras mágicas: “por favor” y “gracias”.

Puntualidad

Debemos llegar puntuales tanto al trabajo como a las distintas reuniones que podamos tener durante el día. ¿Sabías que no somos impuntuales por el “tráfico”, hemos llegado tarde a las videollamadas? 

Aún, debemos ser mucho más puntuales si somos los protagonistas o una parte principal de la exposición de un proyecto o de cualquier otro asunto. No se deben admitir nada más que unos minutos de cortesía. Las reuniones suelen ir encadenadas, y esperar mucho tiempo por alguna persona supondría un retraso considerable en el resto de las citas, compromisos u otras reuniones del día.

Respeto

Los turnos para hablar o preguntar se deben respetar. No es educado hablar todos a la vez. Tampoco hay que gritar o vocear, para que nos oiga o para “tapar” las intervenciones de otros participantes. Hay que esperar nuestro turno.

No se deben decir tacos, palabras malsonantes o groserías. No se lanzan objetos o se amenaza físicamente (mucho menos llegar a los empujones o agarrones -lo que comúmente se dice como “llegar a las manos”-). Ante todo hay que respetar a los demás y a sus ideas. Entenderlas y respetarlas aunque no las compartamos.

Información sustraída de protocolo.org

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *