Publicar Gratis

Cuatro formas de entrenar tus habilidades blandas para el trabajo

Cuatro formas de entrenar tus habilidades blandas para el trabajo

Hemos hablado de las habilidades blandas, te recomendamos darte una vuelta por este blog y conocer un poco más. Esta vez vamos a contarte trucos que quizás no sean infalibles, pero te dan un empujoncito para empezar a potencializarlas. ¿Qué sabes de eso?

¿Por qué entrenarte? 

Según Educrea:

Las habilidades blandas se entienden como “el resultado de una combinación de habilidades sociales, de comunicación, de forma de ser, de acercamiento a los demás, entre otras, que hacen a una persona dada a relacionarse y comunicarse de manera efectiva con otros”. Es por tanto, un componente muy apreciado en la actualidad, pues posibilita el buen funcionamiento de las instituciones y de los equipos de trabajo.

Por esta razón, es necesario que inviertas esfuerzo y dedicación en entrenar tus habilidades blandas para el trabajo, el mercado laboral actual valora mucho estas habilidades porque potencializan las ventas y se puede gestionar mejor el equipo.

Para tu suerte, Nana Gonzalez en su blog explica cuatro formas para ser tú quien lleve tus propias habilidades blandas a su esplendor.

Cuatro formas de entrenar tus habilidades blandas para el trabajo
Fuente: https://dpersonas.com/

Entrenar tus habilidades blandas

1. Salir:

Hacer tiempo para asistir a reuniones de asociaciones y grupos comunitarios te brinda experiencia en iniciar y mantener conversaciones con nuevos contactos. Las amistades en el trabajo pueden proporcionarte una caja de resonancia y un sistema de apoyo. Salir a almorzar, o socializar después del trabajo.

2. Tacto y diplomacia

El tacto y la diplomacia comparten la misma intención: te ayudan a alcanzar tus metas mientras mantienes buenas relaciones con la oficina. Por eso, enumeramos estos consejos:

  • Es fácil ser terco y concentrarte en tus propias necesidades. En su lugar, tomar el camino de colaborar por el bien común. Hazle saber a tus colegas que entiendes sus posiciones.
  • Si estás molesto, tómate el tiempo para recoger tus pensamientos. No puedes permitirte decir algo lamentable que daña permanentemente las relaciones.
  • Si necesitas tener una conversación difícil, planifíquela primero. Imagina los contra argumentos. Trata de mantenerte alejado de los términos siempre y nunca.
  • Da feedback directamente y en privado. Si tienes algo que decirle a un compañero de trabajo, ve directamente al ofensor y ten una palabra suave pero firme en privado.
  • Conoce la diferencia entre crítica y retroalimentación constructiva. Las duras críticas derriban; la retroalimentación constructiva ayuda a construir.

3. Construir adaptabilidad en el trabajo

Los profesionales más aptos para el trabajo de hoy serán los que sean flexibles, positivos y abiertos al cambio.

  • No te vuelvas tan decidido a conseguir tu camino que no reconozcas otros puntos de vista. Demuestra un interés sincero en tus colegas, minimiza las interrupciones y solicita aclaraciones cuando sea necesario.
  • Intenta ver las cosas desde otro punto de vista. Hacer preguntas puede canalizar tu incertidumbre hacia algo que aumenta la productividad en el lugar de trabajo.
  • Acepta nuevos desafíos fuera de tu zona de confort, como ofrecerle información sobre dónde se necesita ayuda, dirigir una sesión de capacitación sobre algo que sabes bien o enviar un artículo para el boletín informativo de la compañía.

Aquí te presentamos este programa de Ariel Díaz Ríos, es un head hunter y referente en Latinoamérica sobre búsqueda laboral.

Cuatro formas de entrenar tus habilidades blandas para el trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *