Publicar Gratis

Inteligencia emocional+trabajo = desarrollo laboral

Inteligencia emocional+trabajo = desarrollo laboral

¿Qué sabes de la inteligencia emocional? Pensemos en la frase: “la vida es una tragedia para los que sienten, y una comedia para los que piensan” de  Jean de La Bruyère. ¿Qué crees? ¿Sabías que gestionar tus emociones te ayuda a manejarte mejor con las personas? Para puestos de liderazgo y manejo de conflictos es importante esta habilidad.

¿Qué es?

Se trata de la capacidad de una persona para gestionar sus propias emociones (inteligencia emocional intrapersonal) y las emociones de los demás (inteligencia emocional interpersonal). Definición sustraída de kyocera.

En esa instancia, vamos a conocer otro dato importante sobre esta habilidad con los datos que nos suministra wonnova.com:

La teroía de Daniel Goleman, psicólogo, periodista y experto en esta materia que clasifica la inteligencia emocional en cuatro dimensiones:

1. Autoconciencia emocional

La autoconciencia emocional pasa por ver las emociones de cada uno, analizarlas, conocerlas, entenderlas y tenerlas como guía para todo aquello que hagamos. En lugar de dejarlas de lado deben formar parte de nuestra vida diaria.

2. Auto-motivación

La auto-motivación se caracteriza por la capacidad de orientar nuestros actos hacia las metas que nos hemos marcado. Actos que están influidos por contratiempos que hemos de superar para poder verlo todo desde un punto de vista optimista y centrarnos a su vez en la constancia, la creatividad y la confianza.

3. Empatía

Si te pedimos que definas la empatía, probablemente dirás que es la capacidad de ponerse en lugar del otro. Sin embargo, Goleman va un paso más allá al hablar de realidad emocional la cual se deja ver en la expresión y la forma de ser de cada uno, un lenguaje particular que mira a los demás para conocerlos de una forma más profunda y significativa.

4. Habilidades sociales

La última de las cuatro dimensiones que relata Goleman es la habilidad social, aquellos comportamientos que potencian la capacidad de cada uno para disfrutar de las relaciones sociales de modo asertivo.

El interesante artículo de esta misma página termina explicando:

Gestionar las emociones para aprovechar las positivas y evitar que las negativas interfieran en nuestro día a día, lograr poco a poco la destreza de automotivarnos para hacer frente a los problemas, de frenar los impulsos para así vencer a las frustraciones, de sacar todas y cada una de las habilidades sociales que llevamos dentro para tener buen ambiente laboral con los otros miembros de la organización y poner en práctica la autorregulación para solventar cualquier adversidad que se presente.

¿Y tú? ¿Entrenas tu inteligencia emocional?

Fuente: wonnova.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *